UN DIAGNOSTICO CORRECTO

Un diagnostico correcto es vital para el éxito de la intervención. Es fundamental hacer una historia clínica exhaustiva y una buena evaluación del paciente para elegir la técnica más adecuada para cada caso.


Selección de pacientes para técnica FUE

 

Para la historia clínica se debe tener en cuenta.

  • Edad del paciente: hay que evitar realizar cirugía en pacientes jóvenes ( menores de 25 años), ya que es difícil predecir el alcance de la pérdida de cabello en el futuro. Debido a no poder evaluar el área segura de extracción de la zona donante.

 

  • Género del paciente: si cumple con todos los criterios requeridos el  FUE se puede realizar tanto en hombres como mujeres.

 

  • Tipo y grado de alopecia: en hombres con Hamilton del II al VII. El uso de trasplante de pelo corporal se considerará en grados avanzados. En mujeres se puede realizar con adelgazamiento difuso siempre que tengan una tasa de miniaturización aceptable.

 

  • Tratamientos actuales para prevenir la pérdida de pelo: es muy importante conservar el pelo natural, para que no avance la alopecia. Aún con tratamiento médico continuado no podemos realizar una extracción masiva y agresiva de la zona donante. Ya que si la agotamos nos quedamos sin recurso en el futuro.

 

  • Previo al trasplante capilar: si el paciente tiene cirugía previa de fue o tira tenemos que evaluar su zona donante para ver si es posible una nueva sesión. Si una nueva cirugía de fue puede dejar defectos estéticos visibles en la zona donante de cuero cabelludo no está indicado realizarla.

 

Evaluación del cabello y zona receptora del trasplante.

 

  • Evaluar la densidad de zona donante y receptora: usaremos un densitómetro portátil en múltiples localizaciones de la zona donante para obtener la densidad. Hay que examinar minuciosamente ambas áreas para descartar factores que pueden influir en la densidad de la zona donante e impedirnos realizar el trasplante en la zona receptora como son cicatrices, alopecia areata, alopecia cicatricial, psoriasis, dermatitis, foliculitis. La presencia de una alopecia difusa generalizada de toda la cabeza puede ser una contraindicación relativa, ya que pude producir defectos estéticos visibles en el área donante. Es necesario evaluar la dirección, color, ángulo, calibre y rizo del pelo de ambas áreas, pues estos factores influyen en la densidad del cabello.

 

  • Evaluar si las regiones que no son de cuero cabelludo son áreas donante y/o receptora adecuadas: examinar la barba y el bigote primero, ya que tienen mayor cantidad de cabello en fase anagen (en crecimiento) que tiene más posibilidades de sobrevivir al trasplante que el pelo en fase telogen (previa a la caída). Hay que valorar muy bien las zonas de vello corporal para que no tengan una diferencia estéticamente significativa una vez trasplantado. Si grosor del vello del tórax es muy bajo no se debe usar.

Expectativas del paciente

Es lo más importante para el éxito de la cirugía, hay que consensuar previamente el diseño acorde con la edad y fisionomía del paciente para obtener un resultado natural. La densidad que vamos a conseguir en cada zona dependiendo del grado de alopecia del paciente y el área a cubrir. 

 

  • Longitud de cabello: para la técnica fue es necesario cortar el cabello aproximadamente a 1 mm de longitud. Si el paciente no quiere rasurarse dependiendo de su grado de alopecia las alternativas serían técnica fuss o non-shaven.

  • Posibilidades de cicatrización: Dependiendo del tipo de piel podemos ver hipopigmentación, sobre todo al llevar el pelo muy rasurado. El tamaño del punch que utilicemos es determinante a menor tamaño menor cicatriz. La sobreextracción de unidades foliculares también puede influir en la aparición de cicatrices, por ello veremos la posibilidad de dividir el procedimiento en varias sesiones.

 

Selección de pacientes para técnica FUSS

 

​Actualmente la técnica FUSS ha quedado relegada a los casos muy concretos:

 

  • Pacientes que por estética no quiera ser rasurado y precise de un gran número de unidades foliculares. ​

  • Pacientes con una zona donante muy limitada: donde el área de extracción segura que se encuentran las unidades foliculares permanentes las cuales están genéticamente protegidas es muy estrecha. En estas circunstancias también cuando necesitamos una gran cantidad de injertos y nuestra zona donante está agotada.

  • Pacientes con alopecia muy avanzada: cuando no es posible realizar trasplante de pelo corporal y se necesitan un gran número de unidades foliculares, se debe aconsejar a los pacientes sobre el límite de injertos disponibles y la cobertura del cuero cabelludo que podemos realizar. La combinación de FUSS y FUE , con pelo corporal, junto con métodos no quirúrgicos es la mejor alternativa para estos pacientes.


Casos donde la técnica de FUE se prefiere frente a FUSS

  • Se utiliza para procedimientos de corrección para reparar una primera línea o unidades foliculares colocadas de forma inapropiada.

  • Para rellenar cicatrices que no pueden ser extirpadas o quemaduras.

  • En pacientes con una flexibilidad limitada del cuero cabelludo que no nos permiten realizar fuss.

  • Y en la extracción de unidades foliculares para el trasplante de pelo corporal.