TÉCNICA FUSS (FOLLICULAR UNIT STRIP SURGERY)

La técnica FUSS (Follicular Unit Strip Surgery) esta especialmente indicada para alopecias avanzadas y personas que no quieran modificar su estética ya que no requiere rasurado.

Se extrae una tira de piel del área donante, que se distribuye en pequeñas secciones de uno, dos hasta 5 pelos por unidad folicular mediante microscopía de alta resolución, que permite preservar la integridad del las unidades foliculares. Una unidad folicular es un conjunto de cabellos agrupados en un mismo lugar,  junto con la estructura perifolicular.

¿Cómo se extraen las unidades foliculares?

Primero se calculan la densidad del área donante por cm2, elasticidad de esa piel y el número de unidades foliculares requeridas para el área receptora donde van a ser implantadas. Para este propósito, los cálculos necesarios son llevados a cabo a fin de lograr la densidad capilar necesaria después del trasplante. Seguidamente, los llamados injertos son extraídos del área donante en la zona occipital usando procedimientos quirúrgicos.

​En este punto es importante proceder con cautela y con la técnica apropiada para no dañar los folículos extraídos y poder llevar a cabo el trasplante. Para garantizar esto, la tira de tejido es extraída de una pieza utilizando un bisturí multiuso. Esto permite evitar la posibilidad de extraer unidades foliculares demasiado pequeñas y que estas se deterioren.

Por último, no menos importante, se sutura el área donante de donde se ha extraído la tira de cuero cabelludo. Quince días más tarde se retiran los puntos de sutura. La herida es suturada cosméticamente; no será visible a menos que lleve el pelo demasiado corto.

El método FUSS, descrito anteriormente, consigue resultados muy naturales gracias a que no produce daños en la estructura capilar. durante el trasplante.